Masia Freyé

Los vinos Masia Freyé de Cultivare son un canto a nuestros orígenes y a la tierra, inspirados por nuestro amor por la DO Penedès. ¡Descubre las 4 gamas!

Masia Freyé Syrah Sumoll

De color rojo fresa pálido, el vino rosado Masia Freyé Syrah Sumoll es limpio y brillante. Sus aromas de frutas de hueso, fruta escarchada y pétalo de rosa, le dan una intensidad que se mantiene hasta descubrir notas tropicales como el mango y especias como la pimienta rosa.

Recomendado para arroces de pescado o marisco, pescados al horno, pastas, carnes blancas y ensaladas. Servir entre 8 y 10ºC.

Masia Freyé Parellada Muscat

El vino blanco Masia Freyé Parellada Muscat tiene aromas florales marcados por las notas de rosa se debaten entre matices de fruta exótica (Lichi) y ácidas (lima o piel de naranja). El coupage de Muscat con la finura que aporta la Parellada ofrecen un conjunto de gran intensidad con destellos de fruta. En paladar es un vino suave y goloso a la vez que fresco, un conjunto voluptuoso y equilibrado de aromas con un final elegante y persistente.

Un vino único y singular que denota la personalidad de quien lo elige y que seduce por su autenticidad a los amantes del buen vino. Recomendado para pescados y mariscos, cocktails, aguacate con gambas, salmón, melón con jamón, aves, patés y foies. Servir a 5-6ºC. 

Masia Freyé Xarel·lo Chardonnay

De marcado carácter, el vino blanco Masia Freyé Xarel·lo Chardonnay presenta notas de jazmín, manzana verde y pomelo sobre fondos dulzones de almíbar y fruta seca provenientes de la crianza sobre lías de cuatro meses. Así, se consigue una gran profundidad, que invita a seguir degustando este blanco potente y bien estructurado.

Recomendado para arroces (paellas), crustáceos, pescados ligeros, ahumados, ensaladas, carnes blancas y pastas. Conservar fresco y servir a 7-9ºC. 

Masia Freyé Syrah Tempranillo

De color cereza granate, el vino tinto Masia Freyé Syrah Tempranillo tiene una entrada de gran complejidad de aromas: se descubren lentamente notas frescas de especias (clavo) y frutas (cereza y ciruela) y el vino evoluciona destacando puntas florales de violeta que provienen de la variedad del Syrah y que contrastan con matices de fruta roja y regaliz del Tempranillo. Finalmente percibiremos de fondo notas tostadas de la barrica.

Con todo, es un vino compacto y maduro en el que predominan las sensaciones dulces de taninos bien maduros. Recomendado para arroces (paella), pastas, carnes blancas, barbacoas y quesos frescos y cremosos. Servir entre 15 y 16ºC. 


Publicació més antiga Publicació més recent